Arabella Steinbacher es una de las principales violinistas del panorama internacional, con una extraordinaria variedad de repertorio, tocando además de todos los grandes clásicos de la literatura para violín los conciertos de Bartók, Berg, Glazunov, Katchaturian, Hartmann o el Offertorium de Sofia Gubaidulina por nombrar algunos.
Arabella Steinbacher es invitada frecuentemente por las orquestas más importantes como la Filarmónica de Nueva York, la Orquesta Sinfónica de Boston, Orquesta Sinfónica de Londres, Orquesta Sinfónica de Chicago, Orquesta de Cleveland, Sinfónica de Sydney, Gewandhaus de Leipzig, Orquesta de París, Sinfónica de Viena, la Orquesta Filarmónica de Seúl o la Orquesta Sinfónica NHK, actuando con directores de la talla de Christoph von Dohnányi, Riccardo Chailly, Charles Dutoit, Marek Janowski o Yannick Nézet-Séguin.
Sus próximos compromisos incluyen su regreso a la Sinfónica de Chicago, la Orquesta Sinfónica Nacional en Washington D.C., la Orquesta Nacional de Francia y la Orquesta Nacional de España. Así mismo, próximas giras la llevarán a través de Alemania con la orquesta del Mozarteum de Salzburg, al Reino Unido con la Filarmónica de Dresden dirigida por Michael Sanderling y a través de Asia con la Orquesta Sinfónica WDR y Jukka- Pekka Saraste en 2018.
Como embajadora de CARE, Arabella Steinbacher apoya continuamente causas humanitarias. En diciembre de 2011, recorrió Japón para conmemorar el catastrófico tsunami ocurrido el mismo año. El DVD "Arabella Steinbacher – Música de Esperanza", con sus grabaciones de esta gira, fue posteriormente lanzado por el sello Nightberry.
Entre los muchos premios nacionales e internacionales que ha recibido, se le ha concedido el ECHO Klassik dos veces por sus grabaciones discográficas. Arabella Steinbacher graba exclusivamente para Pentatone Classics desde 2009.
Nacida en una familia de músicos, Arabella Steinbacher toca el violín desde los tres años y estudió con Ana Chumachenco en la Academia de Munich de Música desde la edad de nueve años. Una fuente de inspiración y guía musical es el violinista israelí Ivry Gitlis.
Arabella Steinbacher toca actualmente Stradivarius de 1716 "Booth", generosamente prestado por la Nippon Music Foundation.